Page 7 - EL ORIGEN MILITAR DE LOS SÍMBOLOS DE ESPAÑA
P. 7

PRESENTACIÓN



                   Este número se aleja bastante de nuestros habituales extraordinarios. Es
                lógico, pues con él pretendemos una finalidad muy concreta: poner a dispo-
                sición de nuestros lectores y suscriptores, entre los que se encuentran nu-
                merosas unidades del Ejército, una aproximación, breve pero rigurosa, a los
                símbolos de España. Además queremos recordar, de ahí el título, el origen
                militar de los mismos. Esta vinculación es absoluta en la bandera y el himno
                y más discutible según algunos estudiosos de la heráldica para el escudo. Si
                en éste no aceptamos el origen citado habremos de reconocer al menos su
                total progenie guerrera.
                   Existen multitud de obras sobre el tema. Muchas excelentes. La mayoría
                están agotadas o son de difícil adquisición. Otras, siendo espléndidas, ado-
                lecen de falta de ilustraciones. Por último suelen por varios motivos resultar
                caras. Citaremos una de extraordinaria calidad: “Los símbolos de España”
                que editada por el CENTRO de ESTUDIOS POLÍTICOS Y CONSTITU-
                CIONALES (2000) mereció el Premio Nacional de Historia. Con introduc-
                ción de D.ª Mª Carmen Iglesias Cano, la realizaron D. Faustino Menéndez
                –Pidal y Navascues (escudo), D. Hugo O`Donnell y Duque de Estrada (ban-
                dera) y D.ª Begoña Lolo Herranz (himno). A lo interesante y docto de sus
                capítulos y a la magnífica selección de ilustraciones añade una cuidadísima
                edición.
                   Pero volvamos a nuestro mucho más modesto extraordinario. Sabemos
                que, en el equipaje psíquico de los hombres, emociones y sentimientos ocu-
                pan un lugar primordial. Hoy son continuos los avances que sobre el parti-
                cular realizan neurocientíficos, estudiosos de la mente y psicólogos y cien-
                tíficos cognitivos. Por ello queremos recordar que los símbolos trascienden
                a los signos. Aquellos evocan sentimientos y valores. Cualquier persona in-
                teresada en este asunto encontrará que tiene dignísimos orígenes. Kant (Los
                sueños de un visionario explicados por los sueños de la metafísica) y Hegel
                (Lecciones sobre la estética). Este establece una clarísima distinción entre
                la alegoría, a la que califica de retórica, y el símbolo en el que encuentra una
                relación necesaria entre su contenido abstracto y su forma. Los sonidos de
                un idioma nada evocan; pero no ocurre lo mismo cuando los signos se tras-
   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11   12