NOTICIAS

 EL EJÉRCITO CONFIRMA UN BROTE EN LA ACADEMIA GENERAL MILITAR.

Varias decenas de cadetes, sobre todo los del curso primero, están confinados en sus camaretas durante diez días para superar la pandemia.

El Ejército de Tierra confirmó ayer que se ha producido un brote de coronavirus entre los cadetes en la Academia General Militar (AGM) de Zaragoza en las últimas semanas. En estos momentos hay varias decenas de afectados, pero no se pudo determinar la cantidad concreta de positivos, si bien la mayor parte de ellos son asintomáticos y están confinados en las camaretas donde residen.

Aun así, el brote registrado ha provocado que todos los cadetes (contagiados o no) no puedan salir del centro desde el pasado martes hasta el puente de Todos los Santos, en principio, y el confinamiento se va a generalizar. Hasta la aparición de este foco se permitía a los cadetes una salida de tres horas por la ciudad y los casados podían residir fuera.

La covid-19 ha tenido dos episodios en el regreso de los estudiantes de la Academia. Los primeros positivos se detectaron a mediados de septiembre entre los alumnos de primer curso y de cuarto, que coincidieron en unas maniobras militares. La segunda oleada se produjo en las últimas semanas con algunos estudiantes de segundo y tercer curso.

Aun así, el mayor número de cadetes que se han contagiado por la pandemia se concentra entre los que cursan primero, según explicaron ayer fuentes militares.

El Hospital Militar practicó pruebas PCR a estos alumnos entre el 3 de septiembre y el 6 de octubre y los resultados confirmaron veinte positivos. Posteriormente, los militares han acudido a otros centros médicos, en función de las compañías de salud que les corresponden, según estas fuentes.

Controles de test rápìdos 

La Academia General Militar ha generalizado el control de posibles casos a través de test rápidos. Así, los que dan positivo son trasladados a centros médicos para las pruebas PCR.

Los contagiados se quedan confinados en la camareta por un periodo de diez días, una cuarentena que también cumple el compañero con el que la comparten.

La dirección del Centro Universitario de Defensa (CUD) explicó ayer que mantienen la normativa de distanciamiento social y de medidas higiénico-sanitarias. Además, han hecho test a todo el personal antes del inicio de las clases del curso en octubre, que se repetirán con regularidad. Solo se ha registrado un positivo entre el centenar de miembros de la plantilla de profesores y administrativos que, además, no provocó ningún contagio y se infectó fuera de su entorno laboral. 

El CUD ha proporcionado mascarillas a su personal, ha instalado dispensadores de gel hidroalcohólico y se han adquirido batas desechables para las clases prácticas (se proporcionarán cuando sean necesarias)

En coordinación con la AGM, han adquirido «los medios necesarios» contra la pandemia y han adoptado las medidas para que estas normas se respeten «al impartir las clases y durante el resto de la actividad en el centro». Asimismo, se va a facilitar a los alumnos que están confinados la docencia telemática. Este servicio se va a prestar próximamente.