NOTICIAS

 

Carta publicada en el ABC de Sevilla del 14 de diciembre de 2020.

De la Excma. Sra. Doña María Manuel Giménez de Aragón Vidal, esposa de un Teniente General Veterano.

 Señor, en esta España "progre" que padecemos  parece que las mujeres no tenemos mucho que decir, a pesar del feminismo imperante. Por eso me quiero dirigir a Vos en nombre,  no en representación, de muchas mujeres de militares.  Hemos visto sufrir a nuestros maridos, parejas o compañeros,  con la desintegración a la que está sometiendo este gobierno y su Ministra Margarita Robles a nuestras Fuerzas Armadas,  hasta el punto de limitarse la libertad de expresión  porque "ya no sirven".  Y en silencio.  Sufridores al máximo. Prometieron lealtad a España, al Rey y la Constitución y lo cumplen aún a costa de su vida y en distintas partes del mundo.  "Lo demandó el honor y obedecieron, lo requirió el deber y lo acataron..." Así reza la Oración a los Caídos en los emotivos actos militares. Que Vos Señor conocéis muy bien pues con vuestro padre, nuestro añorado Rey Juan Carlos, siempre con una mujer excepcional a su lado,  vuestra madre la Reina Doña Sofía, y antes vuestro abuelo,  sabéis de sobra lo que es el honor, el deber y la lealtad.  "Por España, todo por España ".  Así que no me resisto a deciros que España, nuestra querida España, está naufragando.   Siempre  resurgió.  Y resurgirá contra viento y marea. El español es fuerte y quiere a su patria, aunque a veces con su silencio parezca lo contrario.  Pero en el camino se sufre mucho, sobre todo sufren los más débiles y vulnerables. 

Señor, sabéis que el objetivo a conseguir es convertir a España en una República.  Lo han dicho por activa y por pasiva. Y no es sólo eso lo malo, ya que los otros dos ensayos terminaron en desastres, lo peor es que lo quieren hacer con los herederos de la eta, una banda que sembró tanta tristeza y odio y nunca se arrepintió. Y que la Monarquía dejaría de existir. Un error histórico gravísimo. La Monarquía en España es un muro de contención de nuestros arrebatos ideológicos.  Sin ella, antes o después volveríamos a las andadas.

Después de más de 57 años de vivir junto a un hombre de honor  y toda mi vida en ese ambiente de  honestidad y lealtad, os aseguro Señor, que contáis con que los hombres y mujeres que  componen el Ejército español, os sean fieles hasta la muerte.    Con todo respeto y cariño.

M.Manuela Gimenez de Aragon Vidal