José Antonio Crespo-Francés y Valero, militar de carrera, Coronel de Infantería, nació en Madrid el 11 de mayo de 1957. Ha realizado extensos trabajos heráldicos y uniformológicos, así como diversos artículos en la Revista Iberoamericana de Heráldica y el Colegio de Armas, dando a conocer diversos trabajos sobre Vexilología en general y sobre las banderas en la Guardia Real, así como sobre el Guión de S.M. El Rey Don Juan Carlos I, sobre la Orden del Santo Sepulcro, y sobre la llegada de la cultura hispánica a los actuales territorios de los Estados Unidos de América con Juan de Oñate y Menéndez de Avilés. Llevó a cabo los diseños de los guiones de S.M. El Rey Don Juan Carlos I y de la Guardia Real, estudió y dirigió la reproducción de los Estandartes Reales de Don Juan de Oñate como fundador de Nuevo México en los actuales Estados Unidos de América y de Don Juan de Garay como fundador de Santa Fé de la Vera Cruz en Argentina, trabajos estos últimos para los que se pidió su colaboración a través de la Real Academia de la Historia y del Ministerio de Asuntos Exteriores. Ha publicados diversos libros sobre personajes como Juan de Oñate, Pedro Menéndez de Avilés, así como una Historia del Servicio Militar en España y sobre Valores; colaborador de diversas publicaciones y en radio con artículos dedicados a la recuperación de la memoria de españoles olvidados.

 

“Hay que reivindicar el origen español de Acción de Gracias”

Por Borja García de Sola

 

 

El pasado jueves 2 de febrero, en el Corte Inglés de Callao, tuvo lugar la presentación del libro ‘Españoles Olvidados de Norteamérica’, escrito por José Antonio Crespo-Francés. Este libro se ocupa de la acción española en lo que hoy en día es Estados Unidos con un recorrido que comienza en Florida y acaba en Alaska y en el que también se aborda la labor de los misioneros españoles. Hablamos con su autor.

¿Cómo le dio por interesarse por este asunto?

Me viene de lejos. El primer libro relacionado con este tema y con el que aprendí a leer fue “Exploradores españoles del siglo XVI”, escrito por Charles F. Lummis. Me impresionó la veneración que tenía este escritor anglosajón por la Historia de España en los Estados Unidos de América. Este libro me marcó porque habla sobre los primeros españoles que estuvieron en Norteamérica. Muchos piensan que los primeros fueron los peregrinos ingleses en 1622, pero hay un periodo anterior que va de 1492 a 1622, en el que estuvieron los españoles que trataron de expandirse hacia el norte. Lo denominan el siglo oscuro, pero de oscuro no tiene nada.

Otro factor es la geografía. Siempre me han apasionado los nombres hispanos en cualquier parte del globo y cuando era pequeño jugaba a encontrar estos nombres.

El escritor y viajero, graduado en Harvard Charles F. Lummis recordaba a finales del siglo XIX: “Si España no hubiera existido hace 400 años, no existirían hoy los Estados Unidos.”

¿Qué se obtiene de leer este libro?

Es una llave para conocer nuestro país y poner en valor nuestro propio pasado. España era, y es, una gran nación pero cuando llegó a Norteamérica sufría una crisis económica por la gran cantidad de espacios y fronteras a cubrir. A pesar de esto, había una voluntad de crecer, hubo grandes exploraciones, conquistas y un definitivo poblamiento… Había fuerza de voluntad como se demuestra con las conquistas por Europa, Asia y América.

Lamento que a diferencia de Francia o Reino Unido, donde la gente ejemplar como científicos, militares… están reconocidos en plazas o en bibliotecas, en España están en el desván de la memoria y es nuestra responsabilidad y obligación desempolvarles, siendo esta nuestra permanente inquietud.

¿Qué no sabe la gente de la presencia española en Norteamérica?

Fundamentalmente y gracias a la historiografía anglosajona, se atribuye el descubrimiento de Norteamérica a los ingleses. El desconocimiento es total porque todo lo han escrito ellos.

Por suerte también hay anglosajones muy preocupados por este asunto y han reconocido la exploración española en Norteamérica, primero desde el Atlántico hasta Florida, luego por el interior hacia el golfo de México e, incluso, a partir del siglo XVIII hasta Alaska, incluida.

España fue el colaborador necesario e imprescindible para que los EE.UU. obtuvieran la independencia, pues sin las victorias españolas de Cartagena de Indias en 1741, de Pensacola en 1781, el apoyo desde la Luisiana y el mantenimiento del cerco naval, además del apoyo económico, y material, con varios millones de pesos duros de plata, hubiera sido imposible la victoria de Yorktown. El peso duro español de plata, el dólar de los pilares, sería la primera moneda oficial de los EEUU.

El escritor George Warton es categórico al afirmar que: “Las gentes de habla inglesa han creído siempre que Inglaterra ha sido el único poder colonizador de la Historia. Pero considerando el tiempo y las circunstancias debe concederse a España el honor y la consideración de una obra más completa. Más grande en cuanto a las dificultades a vencer, más grande en cuanto al espíritu que la animó, más grande considerando sus últimos resultados, más grande en lo referente a la sabiduría con que fueron dirigidos sus trabajos, más grande por el maravilloso espíritu humanitario que desarrolló.”

 

José Antonio Crespo, autor de 'Españoles Olvidados de Norteamérica'

Se ha dicho que América no se entiende sin España y España no se entiende sin América. ¿Qué opina de esta frase?

Es una realidad. España cuando llega a América acaba de asentarse su unidad como país y cuando se llega a América se ve reflejado en el hecho de que a la primera isla que se descubre se le pone el nombre de La Española y cuando se hace referencia a los descubridores se les menciona como descubridores españoles. Se trata de un pueblo con un objetivo común, transmitir la fe, colonizar unos territorios, expandirse…

Hay una leyenda negra de que España fue a extraer la riqueza, pero alguien que va a saquear no se lleva a su familia, no se dedica a fundar colegios, universidades, hospitales, imprentas… Parte de la riqueza se reinvertía en los territorios americanos. En América entre 1538 y 1551 se fundaron las universidades más antiguas de América, la de santo Tomás de Aquino en Santo Domingo, la de San Marcos en Lima, y la Real y Pontificia Universidad de México, creada por Real Cédula de 21 de septiembre de 1551 y ratificada por bula del 7 de octubre de 1595. En Asia, por ejemplo, la universidad más antigua es la de Santo Tomás, en Filipinas, fundada por españoles. Cuando en Ciudad de México o Lima ya había alcantarillado todavía faltaban muchos años para que llegaran estos avances urbanísticos a los territorios americanos controlados por los ingleses.

América cambió España y Europa, por ejemplo, culturalmente y en la alimentación con la patata, el tomate, el maíz, la calabaza… y España cambió América, fue una transformación mutua en una línea de doble dirección. Los caballos, un signo distintivo de los indios americanos, no existían antes de la llegada de los españoles.

Como afirma el historiador Harry Bernstein: “La colonización española no fue solo dirigida a la busca del oro, sino que el imperialismo de España extendió una civilización, dando nueva adaptabilidad y poder a los grupos indios, especialmente en el suroeste americano”.

 

Aparte de Juan de Oñate, Gaspar de Portolá y Juan Bautista de Anza, ¿qué otros personajes y hechos debería tener presentes el lector?

Es imposible detallar, pues la lista es interminable. Yo pondría en cabeza y representación de todos al sexto adelantado de la Florida, Pedro Menéndez de Avilés, fundador de San Agustín en 1565, la ciudad de origen europeo más antigua de Estados Unidos y donde se encuentran los datos más antiguos del registro civil norteamericano con nacimientos y matrimonios. Pedro Menéndez celebra la primera Acción de gracias en los EEUU.

Por otro lado, en 1598, Juan de Oñate funda Nuevo México y celebra igualmente una misa de acción de gracias y una comida con los nativos. Son ambos el antecedente de Acción de Gracias y hay que reivindicar el origen español de esta tradición. Los británicos también la hicieron, pero fue en 1622.

También hay que señalar que los gobernadores españoles en territorios americanos tenían el rango de capitanes generales y son el antecedente de la Guardia Nacional de Estados Unidos. En cada Estado, el gobernador civil es también el comandante de la Guardia Nacional de ese Estado. Juan de Oñate es reconocido como tal el primero de la lista de Nuevo México.

España colaboró definitivamente, material, humana y económicamente al nacimiento de los EEUU de América. Como decía Walt Whitman: "Impresionados por escritores y académicos de Nueva Inglaterra, nos hemos abandonado a la creencia de que nuestros Estados Unidos han sido creados únicamente desde las islas británicas, lo cual es un gran error".

¿Cuál es el siguiente libro que tiene en mente?

Reeditar un libro sobre Pedro Menéndez de Avilés, otro sobre la expedición de Francisco Vázquez de Coronado, sobre las exploraciones españolas en la costa del Pacífico así, como proseguir con el estudio de españoles olvidados.

Presentación del libro

 

170217 Felipe VI

Don Felipe renueva 23 años después las alarbardas que Don Juan Carlos entregó a los Tercios

 

El Rey ha reafirmado en la mañana de este jueves su vínculo con la Legión durante un acto solemne celebrado en el Palacio Real. Vestido con el uniforme de capitán general de la Armada, Don Felipe ha entregado cinco nuevas alabardas, seña de identidad genuina de la Guardia Real, a la Brigada «Rey Alfonso XIII» II de la Legión y a los cuatro Tercios de la Legión.

Estas alabardas, que llevan inscrito el nombre de «Felipe VI», el escudo de su Reinado y el año de su proclamación como Rey, «2014», sustituyen a las que les entregó Don Juan Carlos en 1993, cuando recibió a los militares de la Agrupación Canarias que regresaban tras seis meses de misión de Croacia y Bosnia-Herzegovina. Tras recibir las nuevas alabardas, los legionarios colgaron sus Guiones de los nuevos mástiles en presencia del Rey.

La entrega de las cinco alabardas a los representantes del Cuartel General de la Brigada de la Legión y los cuatro Tercios legionarios ha tenido lugar durante una de las tres audiencias militares que concedió el Rey en el Palacio Real. En las otras dos, Don Felipe recibió a una comisión de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil y a un grupo de coroneles y capitanes de navío.

Las alabardas han sido recibidas por el general jefe de la Brigada «Rey Alfonso XIII» II, Juan Jesús Martín Cabrero, y por los coroneles jefes de los cuatro Tercios de la Legión. A estas cinco nuevas alabardas se suma una sexta, la llamada «Alabarda Expedicionaria», que el Rey concedió a la Legión con motivo de la creación de la Agrupación de Apoyo a Irak. Esta alabarda se portará en los guiones de las agrupaciones legionarias que se desplacen en misiones por el mundo.

Las Reales Alabardas fueron unos de los primeros elementos que se adaptaron con motivo de la proclamación del Rey. Fue entonces cuando la Guardia Real procedió a modificar la simbología de sus uniformes y distintivos, con el nuevo escudo de armas y el nuevo blasón.

La Alabarda, señal de identidad más genuina de la Guardia Real, es un arma enastada, más ligera y de menor longitud que la pica. La moharra, de acero, consta de tres partes, la superior en forma de punta de lanza y una base que se compone de dos lados con cuchillo y media luna respectivamente. En los Ejércitos de España era empleada por tropas escogidas dedicadas a la guardia personal de Reyes y altas personalidades. Durante los siglos XVI y XVII fue usada por los Sargentos como símbolo de Mando.

 

ABC 17.02.2017

 

 

 

 

Nos envían este artículo que os paso por tratarse de un tema que vivimos desde nuestros destinos de jovenes Tenientes y Capitanes, unos en la Península y otros in situ. 

 Un artículo que repasando viejas cosas acabo de leer y creo puede resultar de interés, aunque no había leído ninguna referencia a ello, pese a haber sido publicado por Esteban Villarejo en su blog hace casi tres semanas.

Dado que algunos de vosotros estuvisteis en el Sahara español y conocéis bien la zona, puede ser interesante leer estas reflexiones.

Justo antes de la Marcha Verde, que aún no se conocía.

Historia viva de nuestro país.

Acompaño el documento de la CIA a que se hace referencia.

  http://abcblogs.abc.es/tierra-mar-aire/public/post/cia-espana-marruecos-sahara-occidental-20751.asp/

Informacion confidencial

 

 

170212 Batalla de Krasni Bor

Faltaban 10 minutos para las siete de la mañana del 10/2/1943, cuando la artillería y la aviación soviética comenzaban su recital de fuego y metralla. Era el comienzo de la ofensiva " Estrella Polar", lanzada por el alto mando de Stalin para romper el cerco de Leningrado. Estaba a punto de desencadenarse la que es para muchos historiadores la mayor gesta de toda la Segunda Guerra Mundial; la conocida como batalla de " Krasny Bor". Y allí, en aquel pueblo al sur del sitiado Leningrado, aquella mañana, aquel interminable como aciago y heroico día, se habló español.

Cerca de 50.000 hombres, más de cien carros, artillería pesada y aviación fueron lanzados de manera brutal sobre una posición solamente defendida por 5000 hombres de la División Azul, con la única oposición de un mauser, alguna que otra bomba de mano y su valor.

" Aquello no fue una ofensiva normal, aquello fue una ofensiva en toda regla para aniquilar a la División Azul". Son palabras del general Arambaru Topete, superviviente de aquella gesta, en el desaparecido programa " España en la memoria". Pues bien, después de unas primeras horas infernales, los soldados de la 250 aguantaron toda aquella tormenta de sangre y fuego. Cuando la aviación y la artillería dejaron paso a las unidades de infantería, es cuando se demostró una vez más, que no hay en el mundo nada ni nadie más peligroso que un español acorralado. Las tropas del ejército rojo empezaron a sufrir la fiereza, fuerza y firmeza en combate de los herederos de los temibles tercios en su día comandados por el "Duque De Alba" o " El Gran Capitán", el heroísmo del pueblo Mediterráneo más valiente que ha conocido la Historia.

Los resultados finales de la batalla fueron estremecedores. Compañías diezmadas y algunas aniquiladas casi en su totalidad, especialmente destacada, la del Capitán Palacios. Cerca de 2000 bajas españolas y centenares de prisioneros. Mientras que el ejército ruso, dejaba en el campo de batalla cerca de 15000 hombres... Una auténtica escabechina la que hicieron con ellos aquellos tipos bajitos amantes del vino y de la copla. La ofensiva " Estrella Polar", se estrelló aquella fría mañana de Febrero contra la encomiable resistencia de aquellos fabulosos españoles; quedando el cerco establecido durante otro año más.

Es una vergüenza ver como esta batalla ha sido silenciada de forma vil y miserable por cuestiones políticas o de miseria ideológica. En Estados Unidos, miran con envidia esa gesta. La admiran y a la vez maldicen el no haber sido una división de marines, en lugar de una española, la que se hubiera cubierto de gloria bajo el fuego y la nieve ese día. Y a la vez, sienten vergüenza ajena de como un país no reconoce el valor de sus héroes independientemente de matices ideológicos y Políticos. Un hecho, una hazaña de tal calibre, es para reivindicarla y sentirse orgulloso mientras la vida, la historia y el mundo sigan conociéndose como tal.

Hoy, homenajeamos en el 74 aniversario de la batalla, el heroísmo español. Para que los que dieran su vida por España, en cualquier momento de la historia,  jamás caigan en el olvido.

¡HONOR Y GLORIA A NUESTROS HÉROES!

Coronel E.T. (Ret.) José Luis Martínez de Miguel

Batalla de Krasno Bor

Batalla de Krasny Bor - Las grandes batallas de la historia de España

Joomla Templates by Joomla51.com