171127 Lutero

UNA ETAPA DE LA HUMANIDAD Y DEL CRISTIANISMO QUE DEBEMOS CONOCER

La Europa que conocemos no sería tal sin echar la vista atrás y tener en cuenta la Reforma protestante de Lutero, que este 2017 ha cumplido 500 años. No fue sólo un fenómeno religioso. Fue más allá de la Iglesia y alcanzó a la política, la ciencia o el arte. La lucha por el poder entre los nobles de Alemania y el emperador Carlos V configuró y dio alas a aquellos cambios eclesiales que impulsó el monje agustino y que no se hubieran producido sin la imprenta, una auténtica revolución en su época. El invento de Gutenberg permitió que se propagaran ideas y textos a gran velocidad sin pasar los filtros de quienes controlaban la producción de libros y la escritura: la Iglesia y la nobleza. Hoy tenemos las redes sociales e internet, que en parte han sido un fenómeno similar que reconfigura y modifica de forma constante la escena sociopolítica.

La Unión Europea apenas tiene 60 años y ha traído un periodo de paz y estabilidad tras las dos grandes guerras al Viejo Continente, pero sigue habiendo dos Europas latentes que vienen de lejos. O incluso tres, con el Este. En el ente comunitario, en términos económicos y políticos, se habla ahora de una Europa a dos velocidades. Pero no sólo hay diferencias económicas entre norte y sur y oriente y occidente -patrones y dicotomías que se repiten a menudo en otras partes del mundo-, también las hay culturales, sociales y religiosas, entre otros ámbitos. Y muchas diferencias fueron acentuadas por al Reforma.

“Las consecuencias de ese cataclismo pusieron de relieve la existencia de dos culturas, dos modelos de relaciones sociales, dos formas de entender la política y el poder, incluso, dos modelos económicos que aún hoy perviven entre la Europa del norte y la Europa mediterránea”, explica Jaume Botey, filósofo, teólogo y doctor en antropología que fue profesor de Historia de la Cultura en la Universitat Autónoma de Barcelona (UAB) en el cuaderno A 500 años de la Reforma protestante editado por Cristianisme i Justícia Jaume Botey.

La Vanguardia 26.11.2017 Leer mas

 

GUILLERMO ROCAFORT

Profesor de la Universidad de Comillas y veterano legiona
 
170823 Millan Astray
 
Es el último gran hidalgo de la historia de España, comparable al Cid o a Viriato, y como Cervantes y Garcilaso combinó a la perfección las Letras con las Armas
 
Granada Hoy 09.08.2017
 

 

Augusto Ferrer Dalamau ama el arte y la milicia a partes iguales y refleja esa pasión en cada cuadro, en cada boceto, en cada pincelada. Le acaban de otorgar la Gran Cruz del Mérito Militar, por evocar con su pintura la historia militar de España.

 -

 

 170908 Ferrer Dalmau

Augusto Ferrer-Dalmau / Antón Muñoz

 

El pincel de Augusto Ferrer Dalmau ha merecido, a lo largo de su larga trayectoria pictórica, decenas de reconocimientos. El último de ellos, la Gran Cruz del Mérito Militar con distintivo blanco, concedida el pasado 1 de septiembre.

Frente a uno de sus cuadros, por ejemplo, El milagro de Empel, uno es capaz de sentir la épica, la Historia y el orgullo. Pero también los nervios, el miedo ante la batalla, el olor de los caballos o el crujir de los correajes de los uniformes de nuestros soldados.

Actuall depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo la cultura de la vida, la familia y las libertades.

Haz un donativo ahora

Ferrer Dalmau lleva en sus venas la épica militar y el romanticismo que traslada a sus lienzos con viveza inusitada en su categoría. No en vano su héroe de la Historia militar española es el general Zumalacárregui, carlista, “porque era un militar de los pies a la cabeza, era un idealista”.

Ferrer Dalmau ha sido el primer pintor español que ha formado parte de una misión del Ejército español en el exterior

De él ha dicho Arturo Pérez Reverte, el deslenguado miembro de la Real Academia Española que trasladó a España la grandeza y el horror de la Guerra de los Balcanes, que “nadie pinta en España con tanta honradez y con tanta admirable ausencia de complejos a la hora de recuperare las imágenes de nuestro largo pasado militar”.

190809 Milagro de Empel

El milagro de Empel”, de Augusto Ferrer-Dalmau

Un desempeño que, a su juicio, “resulta doblemente asombroso: por lo insólito del empeño y por la espléndida belleza del resultado”. No en vano, Ferrer Dalmau ha sido el primer pintor español que ha formado parte de una misión del Ejército español en el exterior, precisamente para dejar, con su arte, constancia del desempeño del soldado español.

“El soldado español es de fiar, lo quieren a su lado”explicó Ferrer Dalmau a Actuall. “Sigue siendo el mismo que estuvo en los tercios: disciplinados y muy preparados. Les gusta lo que hacen, ponen todo el alma y toda la pasión”.

170908 Alcantara

El Regimiento de Alcántara protagonizó una carga heroica en el desastre de Annual / (Obra de Augusto Ferrer-Dalmau).

Pasión, disciplina y preparación que él, como miembro honorífico de decenas de unidades de nuestras tropas, vuelca a través de su paleta y con cada trazo, incluso cuando el reto es mostrar derrotas como la de Trafalgar.

“Cuanto peor lo tenemos, más nos crecemos”, ha asegurado, confiando en que “tarde o temprano habrá una revulsión contra el nacionalismo”

“Nuestras derrotas son victorias porque hemos sabido sufrir”, señala sin dejar de puntualizar, con orgullo: “Pero estamos muy acostumbrados a ganar batallas”.

No sabemos si le tocará retratar un episodio futuro de las tropas españolas en Cataluña, su tierra natal, de donde tuvo que exiliarse en 2010, harto de discutir con los conocidos por el tema nacionalista.

Lo que sabemos con certeza es que no se imagina dibujando la independencia de Cataluña (“no, nunca”) porque tiene la convicción de que “Cataluña siempre será España”. Y en caso de que tuvioera que hacerlo, admite con sorna, “pintaría un derbi Barcelona- Lleida”.

Pero no pierde la esperanza: “Cuanto peor lo tenemos, más nos crecemos”, ha asegurado, confiando en que “tarde o temprano habrá una revulsión contra el nacionalismo”.

Y allí estará Ferrer Dalmau, armado de caballete, lienzo, paleta, pinceles, pinturas y aceite de linaza para pintar la épica en un tiempo de derrotas.

170803 Desde Filipinas

El fin de semana pasado me invitó a almorzar a casa de su madre, Enrique Avanceña y Quezón, nieto del Pte. de Filipinas Manuel Luis Quezón y Molina (1935-1944), natural de Baler; cuyo padre fue Sargento de la Guardia Civil, maestro en Baler y amigo de los españoles, por lo que fue asesinado por los insurrectos (1898) junto a uno de sus hijos.

 Manuel se libró porque se encontraba en Manila estudiando Derecho, llegando a ser Presidente posteriormente. Su madre también fue asesinada en los años 1940s cuando iba a inaugurar un hospital en Aurora; para más información leer documento pdf adjunto.

 La madre de Enrique tiene 94 años, pero aún recuerda algo de español.

Vive en una urbanización (1 km2) vallada con muro de piedra y alambrada (h=5m), cerrada y vigilada; por supuesto en Ciudad de Quezón (MNL).

 La casa o chalet es tipo español: puertas con relieve de madera, muebles esculpidos, sillas con respaldo de rejillas, cortinas y visillos, persianas, y rodapiés en suelo y techo. Fotografías en B/N decoran algunos muebles, con sus leyendas aún en español; ver fotos.

 Como era la 1ª/ vez que les visitaba, le llevé una maceta a su madre, cosa que sorprendió sobremanera a los 25 reunidos allí, pero lo entendieron y añoraron al saber que yo era español. ¡Qué les visite un español, es como a nosotros S.M. El Rey!.

 En cuanto al menú fue para mi una sorpresa: fabada asturiana, lasaña, queso manchego, pan tostado y arroz cocido filipino (¡no faltaba más!). Lo más extraordinario fue que se empezó a almorzar a las 16:30h.

 Por supuesto, las bebidas: cerveza San Miguel (como no podía ser de otra manera) y brandy filipino; aunque eran sabedores de todos los brandys españoles, desde: Fundador, Soberano, Veterano, 103, 1880, Carlos I, Cardenal Mendoza, Lepanto, etc...

 Me han pedido que el próximo año les traiga una botella de vino fino. Más son entendidos pues, ya que me preguntaron cuál era mejor, si el Jerez (CA) o el Montilla (CO).

 Por último, algunos realizaron un juramento en tagalog, que yo no quise preguntar de qué se trataba, pero a mi me sonó a masonería. ¡En fin, allá ellos!.

170803 Luis Quezon C

 

Mausoleo

Monumento al presidente D. Luis Quezón Molina

Sarcófago

Sarcófago donde reposan los restos del presidente Quezón

Joomla Templates by Joomla51.com