José Antonio Portillo Corpas es miembro de la Real Hermandad de Veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil como colaborador civil, pero con gran amor a España, sus Fuerzas Armadas y su Historia.

Desde hace años se encuentra realizando una labor encomiable, la de acrecentar el nombre de España en el último reducto español en Filipinas, en Baler y en el Museo de su nombre:

160810 Baler 2016 C

SUR 07-08-2016 C

 

160803 Residencia Militar

El Ministerio de Defensa da marcha atrás y excluye el complejo del listado de inmuebles a clausurar en 2017 para reducir costes

@franjimenez79

La amenaza de cierre que desde hace tres años planeaba sobre la residencia militar de La Malagueta se ha esfumado. El Ministerio de Defensa ha dado marcha atrás en sus planes iniciales y no clausurará el complejo de descanso que desde que abrió sus puertas en julio de 1961 ha alojado a militares de toda España a un precio mucho más asequible que el de un hotel (la habitación doble oscila entre los 22,4 euros para la tropa y los 29,87 para los oficiales, excluido el IVA), con el añadido de su privilegiada ubicación en primera línea de playa. Con esta tarjeta de presentación, que le garantiza el lleno de sus 20 habitaciones (19 dobles y una individual) durante la mayor parte del año, chocaba que Defensa la incluyera en el plan de racionalización y utilización eficiente de su patrimonio inmobiliario, en el que se contemplaba la reducción, cesión o clausura de dependencias del Ejército, hospitales y residencias entre 2014 y 2017 con el objetivo de ahorrar 15 millones anuales en gasto corriente, seguridad y mantenimiento.

En el listado de 109 instalaciones afectadas, se establecía el cierre de una de las tres residencias militares ubicada en Málaga (Castañón de Mena, en el camino de Antequera; Reyes Católicos, en el paseo marítimo Ciudad de Melilla; y Nuestra Señora de Luján, en Churriana), además del alojamiento logístico Fernando El Católico en Ronda. Una previsión que finalmente no se ejecutará, tal y como confirman a este periódico desde el Ministerio de Defensa alegando que los dos inmuebles son eficientes. En el caso de los tres complejos de descanso familiar, se ha optado además por centralizar la gestión de las residencias, que ahora dependen de la de Castañón de Mena, para así reducir costes. «Se ha comprobado su utilización eficiente y su rentabilidad, por lo que se han anulado esas dos previsiones de cierre», aseguran desde Defensa.

«Se ha comprobado su utilización eficiente y su rentabilidad», argumenta Defensa

Aunque hubiera sido clausurada no había despidos previstos, ya que el personal pertenece a las Fuerzas Armadas y los planes contemplaban su reubicación (el servicio de restauración lo lleva una empresa a través de una concesión). Aún así, y pese a no tener comunicación oficial, los trabajadores no ocultan su alivio. Como tampoco esconden su satisfacción los militares (en activo o retirados) que estos días se encuentran alojados en este recinto. «Es la segunda vez que venimos y espero que sean más. Me alegro mucho de que no la vayan a cerrar. Hemos estado en otras residencias, pero como ésta ninguna», comenta Javier (prefiere no dar su apellido), un militar que está disfrutando dos semanas de vacaciones junto a su esposa. «Está siempre llena, así que no hay mejor prueba de que funciona. El sitio es maravilloso», comenta otro militar, que permanece en activo y que también opta por el anonimato.

Diario Sur 03.08.2016

Joomla Templates by Joomla51.com