Error
  • La plantilla para esta vista no está disponible. Por favor, póngase en contacto con el administrador del sitio.

Artículos

Veteranos que quieran dar un paso adelante en beneficio de sus compañeros

 

escudo2 2

Circular a los socios:

Nos dirigimos a nuestros compañeros y asociados de la delegación provincial de la Real Hermandad de Veteranos de Málaga, para exponeros las siguientes necesidades y pedir vuestro apoyo:

NECESIDADES DE APOYO: 

- Necesitamos 2 personas voluntarias para agregarse a la Vocalía de Relaciones Externas (con otras asociaciones e instituciones), y otras 2 para la Vocalía de Comunicación (página web, revista, etc.).

- Necesitamos 2 voluntarios o voluntarias para actuar de enlace entre la Secretaría de esta Hermandad y los profesionales que van a organizar nuestros viajes (4 al año) y actividades sociales y culturales (9 al año). 

- Necesitamos de todas aquellas personas que, de acuerdo con su disponibilidad y preferencias, puedan ayudar en nuestras labores de voluntariado en Málaga, colaborando con los actuales Vocales de Voluntariado.

- Necesitamos 1 ó 2 personas para relevar a Martín en labores administrativas de nuestra oficina en c/ Vendeja 17, con horario aproximado en días laborables de 10:30 a 12:30, y con alguna gratificación.

- Necesitamos 1 tesorero, que supervise las cuentas de nuestra Hermandad, en coordinación con el voluntario de contabilidad del que ya disponemos.

- Necesitamos de 1 persona que supervise el Mantenimiento de las instalaciones de nuestra sede (actuales contratos de servicios de telefonía, electricidad, fotocopiadora, así como el mantenimiento básico de iluminación, fontanería y limpieza). 

A LOS GUARDIAS CIVILES RETIRADOS SE LES NIEGAN SUS DERECHOS

 

190505 GUARDIAS CIVILES RETIRADOS

La Asociación Circulo Ahumada, quiere denunciar públicamente la indiferencia, la falta de empatía y en ocasiones el trato vejatorio que viene observando en los últimos tiempos y en ciertas Unidades y Puestos de la Guardia Civil hacia los agentes de la Guardia Civil retirados o en reserva.

Desde hace treinta años Circulo Ahumada ha venido defendiendo el trabajo de la Guardia Civil, pero sobre todo los principios y valores del Cuerpo, conocidos por toda la sociedad, y que son la verdadera esencia de la Institución.

Entendemos en la Asociación que entre esos principios, está el compañerismo, un valor esencial junto al del honor, el compromiso, la lealtad, el valor, la constancia, el espíritu benemérito pilares básicos de la Guardia Civil.

Circulo Ahumada ante la preocupante falta de empatía que muestran ciertos miembros del Cuerpo hacia los compañeros retirados, veteranos que con sus años de servicio han engrandecido la Institución, siendo más grave esa falta cuando proviene de quienes ostentan el mando, y por lo tanto, responsables de fomentar valores y principios, incluidos el compañerismo, no solo entre sus propios subordinados, sino entre estos y aquellos compañeros que por edad, enfermedad o accidente en acto de servicio tuvieron que abandonar el Cuerpo, y viven en sus demarcaciones, quiere denunciar públicamente esta situación, al entender que actualmente es este un colectivo vulnerable dentro de la Institución. Y nos preguntamos si de verdad alguien en el Cuerpo vela por los derechos de los retirados.

Esto sucede, lamentablemente, de forma habitual en algunos Puestos y Unidades, donde en ocasiones no se permite ni el acceso a las instalaciones a los agentes retirados, algo que se hace patente sobre todo en fechas de especial relevancia para el colectivo de la Guardia Civil, como es la celebración del 175 Aniversario de la Institución, donde la falta de compañerismo por parte de algunos miembros del Cuerpo, que no entienden que estas celebraciones, los homenajes que se tributan a la Institución son también de los que ya no están, de los que estuvieron y tuvieron que irse, de los que están a punto de pasar a reserva o retirados, y no solo de los guardias civiles en activo, que son fechas para celebrar por todo el colectivo de la Guardia Civil en su conjunto, son fechas en que hay que hacer valer aún más si cabe, valores como el compañerismo entre todos los integrantes del Cuerpo, en activo, en reserva o en situación de retiro.

Hoy algunos “compañeros”, ante la indiferencia de quienes tienen que velar por hacer que se cumplan las normas, envían, con total impunidad, al olvido institucional a los agentes retirados.

Desconocemos si existen recomendaciones, instrucciones, directrices, sugerencias u órdenes por parte de la Dirección General, de las Zonas o Comandancias dirigidas a evitar ese olvido institucional, para evitar la humillación a la que intentan someter a los guardias civiles veteranos algunos individuos del Cuerpo, con mando en pequeñas unidades, en especial en fechas de especial relevancia, desconocemos si existiendo, estas son seguidas por quienes las reciben y desconocemos en este último caso, si se comprueba por los mandos superiores que las mismas se están cumpliendo, y en caso de que estas instrucciones y directrices no existiesen, solicitamos que las mismas se den, atendiendo a preservar ante la sociedad la identidad, la esencia y el buen nombre de la propia Guardia Civil a través de sus valores y principios tradicionales.

Estos casos de indiferencia, de olvido, en ocasiones de humillación pública, se hacen más patente en los casos donde sí existen órdenes, normas o leyes que regulan la situación de nuestros veteranos y que por lo tanto deberían ser de obligado cumplimiento, es el caso de guardias civiles retirados por accidente en acto de servicio y que mantienen una Vinculación Honorífica con la Guardia Civil y que en su día solicitaron y obtuvieron del Director General, una adscripción a una unidad determinada.

Es el caso de Puestos, donde no sólo no se invita a participar en los actos institucionales de la unidad a guardias civiles retirados que han fijado su residencia en dicha localidad, sino que no se hace con aquellos otros que están adscritos a la unidad, pero además, si estos deciden acudir a título personal, se les humilla públicamente.

Debería la Dirección General dar las instrucciones necesarias para que este tipo de atropellos a los derechos adquiridos por guardias civiles retirados, no se produzcan, y debería investigar los casos en que los mismos han sido reiterativos en el tiempo, ya que esta actitud y estas humillaciones no se producen al azar, sobretodo sabiendo que los Puestos deben de forma obligatoria tener un listado de los agentes retirados de su demarcación y especialmente de aquellos que están adscritos mediante Vinculación Honorífica a dichas unidades.

Ejemplo de este comportamiento anómalo, es el caso de nuestro Vocal de Prensa y Comunicación, Director de Benemérita al Día, guardia civil retirado por accidente en acto de servicio y que mantiene una Vinculación Honorífica con la Guardia Civil, al que se le niegan sus derechos

 Círculo Ahumada

Benemérita al día

 

Militares en política. Los veteranos siguen sirviendo a España y a los españoles

 

190406 Mingote

06.04.2019. Segundo Café. Francisco Linares. esRadio. Libertad Digital

La Lealtad es la sangre que corre por las venas del soldado, pero la Lealtad con mayúsculas, porque se es leal a la Patria, a sus símbolos, a los españoles, a la Constitución y a las leyes. No hay nada más despreciable para un soldado que la deslealtad, la felonía y la traición.

El soldado jura o promete la Bandera. Aunque la fórmula actual ha eliminado “jurar por Dios”, en realidad es lo mismo porque sólo se puede jurar por el Hacedor, pero tan importante como este acto, es la contestación del que recibe, es decir del testigo: Si cumplís vuestro juramento o promesa, la Patria os lo agradecerá y premiará, y si no, mereceréis su desprecio y su castigo, como indignos hijos de ella. El soldado se toma muy en serio esta muestra de fidelidad extrema a España y por ello está dispuesto a dar su vida por su integridad, su unidad, su defensa y la de los españoles.

La culminación de todo el proceso es un beso de amor a la Patria España, como se besa a la madre o a la persona a la que se ama. Los himnos militares lo relatan, cuando el soldado cae en combate “Y la Patria al que su vida le entregó, en la frente dolorida le devuelve agradecida el beso que recibió”.

¿Nos imaginamos que este compromiso tan firme y sincero se suscribiera por todos los políticos y administradores españoles? ¡Qué pocos resistirían la prueba!

Los españoles miran atónitos la descomposición de la Patria, las ofensas a la Bandera y demás símbolos, el menosprecio a la Corona, referente de la Unidad de España, ¿es por ello extraño que soldados prestigiosos, tras más de cuarenta años sirviendo a España y a los españoles, se embarquen en la finalización de su vida en la tarea de seguir sirviéndoles en el campo de la política?

Muchos tienen una idea equivocada y oscurecida de la figura del soldado. No hablemos del pasado, de Cervantes, de Calderón de la Barca, Ignacio de Loyola y tanto otros, sino del presente.

Para ser soldado hace falta vocación de servir sin pedir nada a cambio. Dentro de las Fuerzas Armadas Españolas un número importante de sus miembros tienen carreras civiles, aparte de la militar, dominan varios idiomas y todos han estado varias veces en misiones en el extranjero, de las que todos no han vuelto. ¿Se les ha visto quejarse?, nunca y al compañero caído regresa a hombros de sus camaradas envuelto en la Bandera Nacional.

Se cuestiona la presencia de soldados en listas electorales, concretamente el general de Ejército, Fulgencio Coll, se presenta a la alcaldía de Palma de Mallorca; el general Asarta se presenta al Congreso por Castellón; el general Rosety por Cádiz y otros. A todos los conozco y ninguno de ellos pretende acceder a un cargo político por dinero, prebenda o poder, sino simplemente por servir.

Los generales Coll y Asarta se encontraron en una de las batallas más importantes de las tareas de “mantenimiento de la paz” en Irak, la de Nayad. Los terroristas de DAESH habían ocupado la torre de un hospital cercano y desde ella, disparaban contra la base española, causando múltiples muertos y heridos. Los norteamericanos, decidieron bombardear el hospital, incluso el mando supremo aliado, un general norteamericano, se personó en el puesto de mando español, y fueron convencidos por los dos militares españoles que, para evitar bajas inocentes iraquíes, ellos efectuarían una acción terrestre. Los aviones F-16, con sus terroríficas cargas volvieron a sus bases, y los españoles ocuparon el hospital, en una operación magistral, de tal forma que no hubo incidencias para los hospitalizados, aunque todos los terroristas fueron abatidos.

¡Qué poco conocemos a nuestros militares! ¿Sabían que la profesión que más escritores tiene es la milicia? ¿Sabían que esos militares que se presentan a las elecciones cuando tenían 16 años tuvieron que superar una oposición, en donde se presentaban tres mil y quedaban doscientos? ¿Sabían que un joven de menos de veinte años, se curte durante la carrera, levantándose a las seis y media de la mañana y entre sus disciplinas, aparte de las lógicas castrenses, se encuentran las matemáticas, la topografía, la geodesia, astronomía, física, electrónica y otras que los capacitan ampliamente para un empleo civil? ¿Sabían que su “doctorado” es ser oficial de estado mayor, que se obtenía –porque hablamos de los militares que se presentan a las elecciones-, tras otra oposición y cuatro cursos lectivos?

De los soldados conocemos muy poco y algunos miran con perplejidad sus uniformes cubiertos de condecoraciones o cintas en el de diario. ¿Cuánto cuesta cada una? ¿Creen que las regalan? No cada una de ellas cuesta grandes sacrificios personales y familiares, porque la familia, también forma parte de la vida castrense.

Si el militar salta a la política, no es por deseos de poder, sino de servir a los españoles, de hacer que la Patria, nuestra querida España, vuelva a ser el eje de nuestra convivencia. De querer a todas nuestras regiones, a todas nuestras lenguas, paro sentirnos orgullosos de lo que han hecho los españoles y que seguiremos haciéndolo en el futuro. Para eso entran los militares en la política.