161015 La Lanzas 

 

Acabo de ver el desfile del Día de la Fiesta Nacional, y "la nostalgia los tejos me ha tirado". No he tenido por menos que recordar la primera vez en que recorrí(mos) toda la arteria de La Castellana, un día que..¡aquello sí que era llover!, puedo decir junto con las XX, XXI, XXII y XXIII AGM y la fuerza que entonces participó.

 Y después de haber leído vuestros entrañables, certeros y patrióticos artículos, he querido también rendir un homenaje a España en la figura de sus soldados: en la Milicia en general, y, arrimando un poco más el ascua a mi sardina, en la Infantería de mis amores. Así, de mi trabajo SONETOS DEL ARMA MÍA: MILICIA, y EL ARDOR.

 Un abrazo y Felicidades.

 Félix Torres Murillo, Coronel de Infantería

(Soneto)

La Milicia

En liza combatieron frente a frente,

y ahora, vencedores y vencidos

enmarcan una escena, distinguidos

testigos de un hacer poco frecuente…,

 

testigos de ese modo deferente

en el que ante adversarios abatidos,

-su honra y su valor reconocidos-

esa  mano tender, abiertamente.

 

Que “el crédito, el buen trato, la fineza”,

el honor, la lealtad, la cortesía”,

no antes fueran con tal tino expresados;

 

pues ”Milicia”, lo dijo en su largueza,

un soldado español de Infantería,

no es sino “religión de hombres honrados”.

 

Félix

     De SONETOS DEL ARMA MÍA.

 

 161015 Infanteria

EL ARDOR

 (Soneto)

 

De chirimías al son, pausado el paso

los Regulares van; como un bramido

desfila la Legión, desconocido,

el hablar en sus credos de fracaso.

 

De cúpulas un mar con el ocaso,

de sedas que se posan, y el rugido

terrible del cañón, que guarnecido

va en corazas de acero; y allá al raso,

 

su techo las estrellas, el infante

que el más arduo camino fácil hace

con su esfuerzo, su arrojo y su maestría.

 

Y sin dar al desmayo ni un instante,

cada día un aliento que renace:

el ardor de la fiel Infantería.

 

Félix.

 

 De SONETOS DEL ARMA MÍA

 

 

Joomla Templates by Joomla51.com