Los mandos del Ejército aceptan las instrucciones enviadas por el Gobierno y las han trasladado a sus unidades. Este 2014 será un año complicado para los militares, y así lo asumen sus mandos máximos. Sobre todo por la deriva iniciada en Cataluña, que tiene que ver con la unidad de España. Hay riesgos de que, en esa cuestión se mezcle la política con lo castrense, y desde lo más alto del escalafón militar se quiere cortar de raíz cualquier tipo de pronunciamiento sobre el tema. La consigna del Gobierno ha llegado a los generales, y estos lo están trasladando a sus subordinados.

Que ningún militar hable sobre Cataluña

Joomla Templates by Joomla51.com