Donald Trump hizo especial hincapié el el aspecto militar durante su primer año como presidente, pero Estados Unidos no es el único país que trata de ganar poderío militar. Entre 2012 y 2016 se vendieron más armas que durante los cinco primeros años de la década de los 90.

La venta de armas indica quién está engrosando sus fuerzas armadas, pero las comparaciones son difíciles. El ranking de poder militar realizado por Global Firepower trata de esquivar estas dificultades valorando 50 factores y asignando un índice a 133 países.

La clasificación aborda la diversidad de armas de cada país y presta especial atención a la cantidad de militares disponibles. La geografía, la capacidad logística y los recursos naturales disponibles, así como la industria local, también son tenidos en cuenta.

Aunque las armas nucleares son un bonus, las reservas nucleares no entran en la ecuación.

Además, los países sin acceso al mar son penalizados por no tener una armada naval.

Aquellos con armada son penalizados si hay poca variedad de activos.

Los países de la OTAN obtienen un bonus porque la alianza comparte teóricamente sus recursos, pero, en general, el liderazgo político y militar actual de un país no se considera importante.

"El equilibrio es la clave. Una gran fuerza de combate en tierra mar y aire con una economía solida, un territorio defendible y una infraestructura eficiente son las cualidades para valorar el poder total militar de una nación" reza la clasificación.

199127 ejercito-espanol-espana

España ocupa el puesto 19

Business Sinder

 

Joomla Templates by Joomla51.com