ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha avanzado este jueves que los pensionistas cobrarán en torno al próximo 27 de julio los pagos atrasados correspondientes a la subidas de las pensiones recogidas en los Presupuestos de 2018 que no se han abonado desde enero hasta el momento de su aprobación, este mes.

Solo entonces, ya en el mes de agosto, las nóminas de los pensionistas recogerán en tiempo y forma esos incrementos hasta el final del año, según ha explicado durante su comparecencia en la comisión del Pacto de Toledo.

Dentro de la paga de atrasos, cuyo importe aún están calculando los técnicos del Ministerio, incluyen la diferencia entre la subida del 0,25% aplicada desde el inicio del año y el 1,6% consignado en los Presupuestos para todas las pensiones. Esta subida se aplicará a 9,5 millones de pensionistas.

Además, el Gobierno tiene que pagar un desfase del 2,75% por la subida de las pensiones mínimas a 2,5 millones de personas, a 300.000 beneficiarios del Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez (SOVI) y a medio millón de perceptores de pensiones no contributivas.

Por último, la Seguridad Social debe empezar a pagar la subida de la base reguladora de las pensiones de Viudedad desde el mes de agosto.

 

El Independiente. 12.07.2018

Joomla Templates by Joomla51.com